domingo, 13 de mayo de 2007

El lenguaje como sistema de signos

El signo es el vehículo apresentador más utilizado en los procesos comunicativos. Pero los signos ni aparecen ni se usan por sí solos. Siempre forman parte de un sistema.
Lo que caracteriza al signo es su significado objetivo, su capacidad de ser interpretado por todos del mismo modo.
Hay que interpretar lo que el propio signo apresenta y lo que el uso del signo apresenta. El signo se usa junto con otros signos y de acuerdo con unas reglas combinatorias que permiten la expresión. Son los denominados sistemas de signos. Éstos pueden ser más o menos complejos y, en función de su complejidad, serán más o menos útiles para comunicarse.
Si las palabras son los signos por antonomasia, el lenguaje es el principal sistema de signos. El lenguaje es un vehículo de comunicación muy importante. Pero no es el único.
Según Coseriu, hay tres posibles concepciones del lenguaje: el lenguaje como expresión; el lenguaje como expresión con significado; y, por último, el lenguaje como comunicación por medios de la expresión.

A) El lenguaje como expresión. Según Coseriu, el lenguaje es expresión pero no expresión como simple reacción. No podemos denominar lenguaje a cualquier tipo de inferencia de significado que pueda hacerse entre dos objetos, por muy coherente que sea.
Cabe, por tanto, hacer una consideración no lingüística del lenguaje. Así funciona el lenguaje animal. Éste es meramente reactivo, por eso no es un sistema de signos, sino la percepción y reacción ante sucesos que se dan juntos.

B) El lenguaje como expresión con significado. Coseriu nos hace caer en la cuenta de que lo esencial en el lenguaje es precisamente el significado. El significado es la finalidad del lenguaje. La expresión es un instrumento para plasmar la finalidad significadora del lenguaje.

C) El lenguaje como comunicación por medio de la expresión. El lenguaje es uno de los sistemas de signos por medio de los cuales se puede dar la comunicación. Es ciertamente el más importante y, expresivamente, el más rico. Pero no es el único.
Lenguaje y comunicación son realidades distintas. La primera puede ser objetivada, considerada como un objeto. La segunda es una interacción. La comunicación está siempre vinculada a una situación definida y concreta. El lenguaje es una realidad social, pero cabe un uso solitario del lenguaje, puede usarse el lenguaje para crear productos con significado que constituyan en sí mismos el fin de la acción expresiva.

MARTÍN ALGARRA, Manuel. Teoría de la comunicación: una propuesta.

2 comentarios:

¬¬ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
¬¬ dijo...

muchaaas graciaaas, esta expliicacion me sirvió de mucho,. para mi trabajo práctico de los sistemas de signos :D
thenk (Y)